martes, 22 de noviembre de 2011

En la Vida Diaria...

Para triunfar en la vida, no es importante llegar primero. Para triunfar simplemente hay que llegar, levantándose cada vez que uno se cae en el camino, ya que nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de cada caída, que si no nos esforzamos al máximo nunca sabremos cual es nuestro limite,cada fracaso supone un capítulo más en la historia de nuestra vida y una lección que nos ayuda a crecer. No te dejes desanimar por los fracasos. Aprende de ellos, y sigue adelante y recuerda que al final las oportunidades no son producto de la casualidad, mas bien son resultado de nuestro trabajo.