miércoles, 7 de diciembre de 2011

El verdadero Amor...

A veces Dios te pone pruebas que solo el verdadero Amor puede superar. Si bien es cierto que con el paso del tiempo el Amor deja de ser la euforia del primer momento, también es cierto que son precisamente estos momentos de crecimiento lo que hace más sólida la relación.
En un mundo en donde la separación de los matrimonios esta a la orden del día, es difícil creer que todavía existan personas que ni siquiera el paso del tiempo o la adversidad pudieron separarlas y sirven de ejemplo para los matrimonios jóvenes, estas personas solamente tiene un secreto que los ha mantenido unidos “el Amor”.
Hay personas que le llaman su alma gemela, otras su otra parte, lo realmente importante es que son el uno para el otro. No es que estas personas sean perfectos esposos o
perfectas esposas, es que día a día tratan de ser la mejor persona para su pareja. No es una perdida de tiempo intentarlo, cuando la persona por la que luchas vale la pena y además esta luchando contigo para que todo funcione. Lo que une a los matrimonios no son lo hijos como muchos creen, porque si esto fuera cierto todos los matrimonios se realizarían después del primer o segundo hijo. Lo que une a los matrimonios es la convicción de querer pasar el resto de tu vida a su lado, los hijos como llegaron y causaron una gran felicidad al llegar, también se irán porque también ellos harán su propia familia, y solo quedara esa maravillosa persona que se eligió para que te acompañara en tu gran viaje que es la vida.